¿Y si te encuentras un accidente?

¡Uff! por fin vacaciones, la mejor época del año.

Y como saben que vamos  a usar el coche para escapar de la rutina, los de la tele empiezan con los consejos para que el coche esté en condiciones para el viaje y las campañas de la DGT para evitar accidentes.

Lo que nadie nos dice es qué hay que hacer o mejor dicho qué no hay que hacer si te encuentras un accidente.

Pues aquí estamos nosotros los de micarnet.dev para  ilustrarte y refrescarte lo que aprendimos en el curso teórico, cuando nos sacábamos el carnet de conducir.

Lo primero que tienes que saber es que aquí “escaquearse” no vale, es más; es un delito. Si te encuentras con un accidente y no de detienes a prestar ayuda cometes el delito de omisión de socorro.

Regla PAS

triangulo-1

Lo segundo que vamos a repasar es una regla muy básica y sencilla.

La regla PAS… Proteger….Avisar ……Socorrer

Si conseguimos recordarla y seguir sus pasos ayudaremos de forma activa a que los daños en los accidentes sean menores, a restablecer la circulación, a reconfortar a los afectados y quién sabe si también estaremos ayudando a salvar una vida.

Lee atentamente lo que está escrito a continuación y desde micarnet.dev solo deseamos que no tengas que ponerlo practica. 

Proteger

Cuando nos encontramos con un accidente nuestro primer impulso es parar nuestro coche donde sea y salir corriendo para ayudar a los heridos…¡¡¡Error y de los gordos!!!

Te ha tocado a ti encargarte del accidnete y es el momento de tener calma y no correr como pollo sin cabeza.

En primer lugar está nuestra seguridad, debemos evitar que  otro coche , que no esté tan atento y se lleve por delante nuestro coche y los que están accidentados en la carretera mientras  nosotros estamos socorriendo  a los heridos y tener un sobreaccidente.

Para proteger la zona del accidente, hay que detener el vehículo lo más a la derecha posible y si hay posibilidad, apartar nuestro vehículo de la vía  y luego debemos encender las luces de emergencia.

Bajaremos de nuestro vehículo por la derecha y ya con el chaleco de seguridad puesto. Andaremos por la zona más segura posible para colocar los triángulos de preseñalización a una distancia de cincuenta metros del accidente pero sin hay que ponerlo más metros se pone, pero tienes que asegurarte que es los coches que se aproximen van  a ver el triangulo como mínimo a cien metros.

Los heridos que aún puede caminar, deben ser trasladados a un lugar seguro: el lado derecho de la carretera a ser posible fuera de ella.

Debemos asegurarnos también de que el resto de conductores reducen su velocidad haciéndoles señales. Si es necesario podemos pedir ayuda a otros usuarios de la vía.

Si estamos en una autopista o autovía y el accidente es en el sentido contrario, no debes arriesgar tu vida intentando cruzar la carretera.

Avisar

Una vez que esté asegurada la zona es cuando podemos  a avisar, lo haremos al 112 que es el número de emergencias para toda la Unión Europea. Este teléfono es gratuito e incluso funciona sin cobertura.

Con la mayor calma posible, debemos hacer caso a las indicaciones de los profesionales que nos atienden y explicarles:

  • Donde  en el que se ha producido el accidente. Podemos asegurarnos consultando un navegador o incluso utilizando el móvil.
  • Debemos explicar con  claridad y tranquilidad, lo que ha ocurrido y el número de personas implicadas y afectadas en el accidente y más o menos el tipo de heridas que observas.
  • Las lesiones de los accidentados que se vean a simple vista  y si hay heridos inconscientes.

No debemos tener prisa y espera a que nos  digan que podemos colgar; puede ser que tengan  alguna pregunta o indicación que hacernos y así ayudarnos en ese momento. Las personas que está al otro lado del teléfono son unos profesionales como la copa de un pino.

Socorrer

Ahora es el momento de atender a las víctimas, Para socorrer lo primero será comprobar el estado de las víctimas.  Intentaremos hablar con ellas para ver su nivel de consciencia, siempre con sosiego para no alterar a las victimas aun más. Recuerda que nunca debes perder la calma. Nos aseguraremos de que respiran y localizaremos las hemorragias y lesiones graves.

Debemos evitar sacar a los heridos del interior de un vehículo. Solo lo haremos si su vida corre peligro (que se produzca una parada cardio-respiratoria o que el coche esté ardiendo)

Es muy importante no retirarle el casco a un motorista. Solo lo haremos en caso de que el motorista  respire con dificultad, vomite o haya vomitado actuaremos retirándole el casco.

Hay que saber que la retirada del casco implica un riesgo grave para la víctima.

Si  observemos a un herido con una hemorragia abundante debemos tumbarlo y elevar el miembro que sangre. Es necesario presionar con un vendaje sobre la herida o, si es posible, aplicar un vendaje compresivo.

Si la víctima está inconsciente y no respira con normalidad, hay que tumbar al herido sobre su espalda y realizar la maniobra RCP (Reanimacion Cardio- Pulmonar)

Estos son algunos consejos básicos que pueden ayudar a los afectados en accidentes de tráfico y aunque en la mayoría de los casos nos cuesta reaccionar, es muy importante mantenernos lo más tranquilos posible para que nuestra actuaciones ayuden y no entorpezcan

No debemos dejar solas a las víctimas. A veces solo hablando y tranquilizando estaremos ayudando al herido, tan solo con nuestra compañía.

Esperamos que no te encuentres con esta desagradable situación y que llegues a tu lugar de vacaciones sin contratiempos pero, por lo menos ya sabes cómo actuar si te encuentras un accidente

0