Consejos a la hora de sacarte el carnet

El primer consejo que te daremos es el más difícil de seguir: No le digas a NADIE que te vas a examinar.

Difícil ¿verdad? Pues si te fuera posible conseguirlo sería el consejo más efectivo que podemos darte. Te quita de un plumazo toda la presión y además te ahorrarías tener que escuchar las experiencias y las anécdotas de todo el mundo. Hay quien te contará lo difícil que fue su examen o quien te dirá que fue sin estudiar o sin dar clases prácticas y aprobaron.

Cuidado con los consejos

Aunque lo peor de todo es cuando empiezan a darte consejos tales como: “Tomate una copa de coñac antes del examen” ¡Pero bueno, por favor, que vamos a un examen para el carnet de conducir! ¿Cómo vas a ir bebido y le vas a dar los buenos días al examinador con pestazo a alcohol? ¿Estamos locos? Y además entre los nervios y el alcohol… ¿Qué capacidad y que concentración vas a tener para hacer el examen?

También están los más religiosos que te aconsejaran que lleves una estampita de la patrona de tu ciudad o de San Judas Tadeo (Patrón de los imposible). No decimos que esto haga daño como la copa de coñac, además pensamos que un poco de ayuda divina nunca viene mal, pero… ¡Cuidado dónde te la guardas! Hemos visto a personas que se las han guardado en la ropa interior, en el sujetador, y ha empezado a picarle el cuerpo por culpa de la estampita, y la concentración se ha ido al cielo… nunca mejor dicho.

Y por último están los supersticiosos que te recomiendan que lleves ajos; debes tener en cuenta que vas a estar rodeado de personas y el olorcillo del ajo no es muy agradable que digamos.

Como no podía ser de otra forma no te vamos a dejar de dar nuestros consejos también, y aunque los nuestros no son tan originales creemos que van a ser un poco más efectivos.

Consejos para sacarte el carnet de conducir

Lo normal es que los exámenes sean por la mañana. Pues nuestro primer consejo es que hayas planeado con antelación como vas a llegar al el aula de examen… si vas en autobús, si te va a llevar tu padre, un amigo, o está tan cerca que no hay problema.

También es conveniente que la noche anterior al examen te acuestes a una hora prudente y que te levantes con tiempo suficiente para no andar con prisas. Ponte ropa cómoda tanto para el examen teórico como el práctico. Desayuna lo que tomes todos los días y a lo que estés acostumbrado, y prepara todo lo necesario: Tu DNI, un bolígrafo (comprueba que pinte, así no te llevarás la sorpresa a la hora de comenzar a marcar la primera respuesta correcta). Hay lugares donde el examen se hace en el ordenador y otros donde aun se marca la respuesta correcta con un bolígrafo.

Y sobre todo intenta darle normalidad a ese día: Recuerda que no es el primer examen que haces, que los has hecho más difíciles y que hay exámenes más decisivos en tu vida.

Los exámenes para obtener el carnet de conducir son los más estresantes que conozco, el estado de estrés y miedo que produce, tanto el examen teórico como el práctico, no se corresponde con la importancia que tienen, si lo comparamos, por ejemplo, con el examen de selectividad.

Llevamos toda la vida dedicándonos a esta profesión, y podemos asegurarte que no importa la edad que tenga la persona que se va a examinar, ni el sexo… Tampoco importa si tiene mucho o poco dinero para sacarse el carnet, si es trabajador o estudiante, o si su nivel cultural es muy elevado o bajo. A todos y por igual nos afectan estos exámenes de una forma desproporcionada.

Como os decíamos al principio, ni siquiera el examen de selectividad, que se supone que es algo decisivo para tu vida, pues por fin vas a estudiar lo que te gusta y para lo que llevas preparándote doce años, ni siquiera ese examen es tan estresante.

No resulta tan traumático, ni quedas tan mal con los colegas si suspendes selectividad o no sacas la nota necesaria para la carrera que quieres, aunque esto suponga esperar un año más o pasar un año en una facultad, que no te interesa y para al año siguiente probar suerte en la que quieres, como suspender alguno de los exámenes para el carnet de conducir.

Se supone que estos exámenes son tan fáciles que si los suspendes, es  porque eres poco inteligente, incluso existen algunos padres que también lo ven así. Debe ser porque con el paso del tiempo se olvidan que para ellos no fue ni fácil ni tan barato como pretenden que sea para sus hijos, y porque idealizamos nuestro paso por la autoescuela y solo retemos los recuerdos agradables. Pues como he dicho en otros artículos a los dos meses de conducir ya no te acuerdas ni de los suspensos ni del dinero que gastaste.

Pero esta aventura de sacarse el carnet de conducir siempre acaba bien. Todo el mundo que se pone en serio a ello lo acaba consiguiendo. Ánimo… ¡¡Y a por tu carnet!!

0